ENTRENAMIENTO COMPLEMENTARIO

Se entrena… y mucho, pero entrenamos todos lo que necesitamos o nos limitamos a nuestra disciplina?
Realizamos muchas horas, preparación física, técnica, competiciones, etc. Pero nos damos cuenta de que no rendimos al máximo, tenemos molestias, nos lesionamos… será porque no entrenamos bien? Hacemos trabajo compensatorio suficiente? La mayoría de veces contestamos que no, nos olvidamos de los ejercicios de prevención de lesiones, core, propiocepción e incluso de los estiramientos.
Para aumentar el rendimiento en una disciplina concreta se requiere una buena preparación física específica. En otras palabras, entrenar las cualidades necesarias para rendir en esa modalidad concreta, utilizando gestos técnicos de ese deporte.
Son muchos los componentes que forman parte de la preparación de un equipo o un deportista individual, desde la técnica o la táctica pasando por la preparación física o incluso el descanso.
En el caso de los deportes individuales es más habitual que el deportista entienda que sin esa preparación física seria, personalizada y organizada no va a ninguna parte.

Como base de esta preparación física específica, no debemos olvidar la preparación física general, que nos hará más fuertes y resistentes para aguantar mejor los entrenamientos específicos, y nos ayudará a trabajar a la máxima intensidad sin lesionarnos.
Pero dentro de la preparación física hay un trabajo necesario para mejorar las "prestaciones" del deportista y otra que lo es para preparar al cuerpo para el trabajo principal. A esas tareas y ejercicios que permiten desarrollar la preparación física específica le llamamos entrenamiento complementario.
A grosso modo es importante crear rutinas para:
El trabajo de la musculatura de los pies que son los que soportan todo el peso del cuerpo y nos olvidamos de ellos con gran facilidad,
El control de la espalda, tanto con trabajo de musculación específica como de estiramientos. La espalda es larga y complicada y es punto de lesión en todos los deportes.
Lo que en la actualidad se denomina CORE y toda la vida ha sido la cintura pélvica, para evitar problemas de espalda, de osteopatías de pubis y dispersión de fuerzas entre el tren inferior y superior.
Estiramientos, principalmente de los músculos involucrados en el gesto deportivo. Cada vez parece más claro que estos estiramientos deben realizarse al finalizar la sesión.
Otro de los objetivos principales de la preparación física es la prevención de lesiones. Es muy habitual ver a deportistas que se lesionan por sobrecarga debido a una pretemporada deficiente. Al llegar la etapa de entrenamiento específico, sus músculos, tendones, ligamentos, etc. no están preparados para soportar esa carga de entrenamiento y de competición, y terminan rompiéndose por sobrecarga o por traumatismo. Por otro lado, debemos tener en cuenta que la repetición constante de un gesto técnico termina provocando descompensaciones musculares. Para evitarlo, el trabajo preventivo y compensatorio es primordial, permitiéndonos rendir adecuadamente durante toda la temporada, alargando la vida deportiva y mejorando la salud actual y futura.
Si señores, hay que realizar todo este trabajo que aparentemente al deportista le parece que no le sirve para nada pero que ayuda, sin duda, a que sea más eficiente durante la competición.
Además, también se debe incidir en el trabajo mental, que al fin y al cabo, influye en nuestro estado físico y en el desarrollo de nuestra actividad y la competición.

La fortaleza mental en el deporte es una cualidad que, si somos capaces de desarrollar, puede marcar la diferencia en cuanto a  rendimiento deportivo entres varias personas de igual condición física.
El trabajo duro en el entrenamiento es más mental que físico. Si eres duro mentalmente podrás alcanzar un mayor rendimiento físico/deportivo que la persona que no desarrolla esta capacidad.
La dureza mental, se compone de cuatro cualidades:
-       Deseo de prosperar
-       Autodisciplina
-       Actitud de creer en ti mismo
-       Paciencia/Perseverancia.
En el siguiente enlace podemos profundizar más sobre las variables psicológicas: http://basketbodycheck.blogspot.com.es/2012/03/variables-psicologicas.html#more

Por último, me gustaría destacar la importancia de una buena planificación de las cargas de entrenamiento para conseguir llegar en forma al día de la competición. Todos sabemos que tenemos días mejores y días peores, y a todos nos gustaría tener un buen día en tal o cual campeonato. Para eso, se busca que la supercompensación se produzca en el momento que nos interesa, realizando una adecuada puesta a punto en aquellas competiciones donde queremos el máximo rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada